Los efectos del trauma pueden incluir: discapacidad y enfermedad, deterioro cognitivo, abuso de sustancias, inestabilidad de relación, bajo rendimiento laboral, muerte prematura